Entender el concepto de Resiliencia

Antes de explicar lo que es os contare la breve metáfora de las zanahorias, huevos y café.

“Un hijo se quejaba a su padre acerca de su vida y de lo difíciles que le resultaban las cosas. No sabía cómo hacer para seguir adelante. Estaba cansado de luchar y enfadado todo el día. Tenía la sensación que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, chef de profesión, lo llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres recipientes con agua y los colocó sobre el fuego. Pronto el agua de cada uno empezó a hervir. En el primero colocó zanahorias, en el segundo huevos y en el último unos granos de café, y los dejó hervir sin decir palabra.

El hijo esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un plato. Sacó los huevos y los colocó en un tazón. Finalmente, coló el café.

Mirando a su hijo le dijo:
– Dime, ¿qué ves?
– Zanahorias, huevos y café – fue la respuesta del chico.

Su padre le hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Estaban blandas.
Luego le dijo que cogiera el huevo, le sacara la cáscara, y lo tocara también. Estaba duro.
Por último, le pidió que probara el café. Él sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma, y entonces preguntó:
– ¿Qué significa esto, papá?”

Su padre le explicó entonces que los tres elementos se habían enfrentado a la misma adversidad, el agua hirviendo, pero que habían reaccionado de forma muy diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto blanda, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, con una cáscara fina protegiéndolo, pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. El café, sin embargo, había sido especial; después de estar en agua hirviendo, no sólo había cambiado él, sino que había CAMBIADO EL AGUA; se había fundido en su nuevo medio, había aceptado la adversidad, y había dotado al agua de un olor y un sabor distinto, muy agradable y muy especial.

– ¿Cual eres tú? – preguntó el padre -. Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?”

Esta es una historia que me grabó una amiga en un mensaje de voz y que me envió por WhatsApp … fue ella quien me dijo que le parecía que este cuento ilustraba y explicaba bien el tema de la RESILIENCIA. A continuación desde Menta Sana Barcelona vamos a explicaros todos los puntos de la Resiliencia y como ser una persona resiliente y hablaremos de sus beneficios.

¿Qué es la resiliencia? 

La resiliencia es un término que se toma de la física y se refiere a la capacidad que tiene un objeto de recuperar su forma inicial a pesar de recibir un golpe o una presión muy fuerte

Lo extrapolamos en psicología para referirnos a la capacidad que tiene una persona para retomar su desarrollo personal, recuperar su vida, su crecimiento personal y su bienestar; a pesar de haber recibido un golpe duro de la vida.

Personas resilientes

superarse para afrontar problemasJennifer Hudson, cantante de música gospel, compuso la canción “You pulled me through“ a raiz de la muerte de su hermano y de su madre. Un viernes 24 de octubre de 2008, la madre y el hermano de Jennifer eran asesinados a tiros en la casa que ambos compartían en el barrio Englewood de Chicago.

Su madre,  Darnell Donnerson, tan sólo tenía 57 años y Jason Hudson, su hermano, 29. Fueron hallados sin vida a las 15 horas, hora local.

Si ya es duro perder a una madre o a un hermano ; cuán duro debe ser perder a dos seres queridos de una forma tan violenta y a la vez. Y, sin embargo, ella supo transformar su sufrimiento en algo bello, contarlo con una canción ; que fue un éxito mundial.

Es un factor de RESILIENCIA el significado que una familia o una persona da a lo que ocurre. Creer que las cosas suceden por algo.  Ser capaz de hacer lo que se ha llamado « la metamorfosis del sufrimiento », es decir, transformar algo feo, en bello.

Algo que parece un sufrimiento inútil, en útil.

Algo que calificaríamos de « malo », en « bueno ».

Nuestro equipo de psicólogos Mente Sana Barcelona sabemos que esto es un concepto complicado de entender y ponemos a vuestra disposición todos los elementos y técnicas necesarias para poder gestionar estos caminos hacia la superación.

Otros ejemplos de personas resilientes

Viktor Frankl, fue un neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la logoterapia. Sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. A partir de esa experiencia, escribió el libro El hombre en busca de sentido.

Édith Piaf (París, Francia, 19 de diciembre de 1915 – Plascassier, Grasse, Alpes Marítimos, 11 de octubre de 1963), cuyo verdadero nombre era Édith Giovanna Gassion, fue una de las cantantes francesas más célebres del siglo XX.

A «La Môme Piaf», así llamada en sus inicios, se le deben numerosas canciones del repertorio francófono como La vie en rose, Non, je ne regrette rienHymne à l’amourMon légionnaireLa Foule o Milord, conocidas mundialmente. Personalidad destacada, Piaf inspiró a numerosos compositores, siendo la mentora de jóvenes artistas que tuvieron fama internacional. Édith Piaf también destacó como actriz de cine y teatro participando en numerosos films y obras de teatro a lo largo de su carrera artística.

Nació en París, Francia, el 19 de diciembre de 1915, bajo el nombre de Edith Giovanna Gassion. Su padre, Louis Alphonse Gassion (nacido en Castillon en la región de Calvados en Normandía en 1881 y fallecido en 1944 a los 63 años), era acróbata, y para celebrar su nacimiento se emborrachó y dejó a su madre, que era cantante ambulante, Annetta Maillard (1895-1945), de origen ítalo-bereber.1 Sin apoyo, tuvo que afrontar el parto sola. Salió a la calle por sus propios medios, pero no consiguió llegar al hospital y Edith nació en plena calle debajo de una farola frente al número 72 de la calle de Belleville en París.

Annetta, al ser demasiado pobre como para criar a la pequeña Edith, la confía a su madre, Emma (Aïcha) Saïd Ben Mohammed(1876-1930) de origen marroquí,2 quien en vez de darle leche con biberón, la alimentaba con vino, con la excusa de que así se eliminaban los microbios. Después la entrega a su padre, quien está a punto de ir al frente en la Primera Guerra Mundial, lo que lo lleva a dejar a la niña con su madre (abuela paterna de Édith), dueña de una casa de prostitución en Bernay, Normandía, donde la niña es criada por las prostitutas de la casa.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, su padre vuelve del frente y la lleva consigo a vivir la vida de los artistas de los pequeños circos itinerantes, luego la del artista ambulante, independiente y miserable. Édith revela su talento y su excepcional voz en las canciones populares que canta en las calles junto a su padre, tal como su madre lo hacía. En Montmartre, Rue Veron Nº 18 se encuentra el Hotel Clermont, donde residió Edith Piaf a los 14 años al separarse de su padre en 1929.3 Hace su propio camino como cantante en la Place Pigalle, Ménilmontant, y en los suburbios de París (véase la canción “Elle fréquentait la Rue Pigalle”). En 1933 a los diecisiete años se enamoró de un chico de los recados, Louis Dupont.3 Con quien poco después, tuvo su única hija, una niña llamada Marcelle, que murió a la edad de dos años de meningitis.3

Durante la ocupación alemana, la cantante cambia su nombre artístico de “La Môme Piaf” por el de “Edith Piaf” y continúa dando conciertos, sin ceder a la ocupación nazi. Ella interpreta canciones con un doble sentido evocando la Resistencia cuando interpreta Tu es partout en la que alude a la traición de un amante. En este período tan difícil para todos los habitantes de Francia, Piaf se erige como protectora de los artistas judíos, perseguidos por las autoridades alemanas.

Durante la guerra, Edith Piaf cantaba en los clubes y music-halls, y ayudaba a los prisioneros a escapar.[cita requerida] Tras la guerra, en 1945, escribe la letra de La vie en rose, su canción más célebre, que interpreta en la Comédie-Française.

Información obtenida de wikipedia.

Viktor Frankl consiguió sobrevivir al confinamiento en los campos de concentración nazis gracias a que escribía. Escribió el libro El hombre en busca de sentido y fue un psiquiatra que logró ayudar a muchas personas en su consulta psicológica. Como terapeuta trató a muchas personas con ideas suicidas con éxito.

Edith Piaf tuvo una vida muy dura pero fue capaz de convertirse en una estrella de la canción francesa con fama mundial. Ayudó a artistas judíos durante la ocupación nazi.

La resiliencia ¿se manifiesta en rasgos de personalidad?

Aunque Boris Cyrulnik, neurólogo, psiquiatra, psicoanalista y etólogo francés, ha definido la resiliencia como un conjunto de factores y condiciones que hacen que una persona pueda recuperarse en su desarrollo; otros autores han descubierto que las personas que mejor se reponen ante situaciones trágicas tienen un conjunto de características personales similares.

En lo PERSONAL:

  • Son personas con una buena autoimagen.
  • Se critican menos a sí mismas.
  • Son optimistas.
  • Afrontan los retos de forma positiva.
  • Interpretan la realidad de una forma más objetiva.

En lo BIOLÓGICO son personas con menor propensión a padecer ansiedad o depresión.

Y, en lo SOCIAL; tienen mayor éxito en el trabajo o estudios y están más satisfechas con sus relaciones interpersonales.

También son personas que cometen menos errores de pensamiento. Todo esto puede parecer complicado de detectar pero gracias a nuestras técnicas de analisis podemos ayudarte a controlar estos rasgos de personalidad para tu beneficio, desde Mente Sana Barcelona llevamos mucho tiempo preparando la mejor forma de crear personas que puedan superar muros.

¿Qué son los errores de pensamiento ? ¿Hay formas de pensar erróneas en las personas?

No es que haya formas de pensar erróneas; sino que hay formas de pensar, que nos conducen al sufrimiento.

Los errores de pensamiento es lo que en psicología llamamos DISTORSIONES COGNITIVAS ; y son sobretodo pensamientos, estilos de pensamiento y pensamientos negativos automáticos que nos llevan a sufrir inútilmente. Son esas creencias que se instalan en la conciencia por mensajes que hemos recibido de los padres, del entorno o por vivencias que hemos tenido.

Un ejemplo de error de pensamiento, que nos va a llevar a sufrir inútilmente, es cuando pensamos en términos de « debo, debería »

Por ejemplo ; « yo debería ser más alta, debería ser más delgada, más abierta, más inteligente » o « los demás deberían ser más amables » o « el mundo debería ser más justo « .

Eso nos va a llevar al sufrimiento inútil porque las cosas son como son y no como queremos que sean.

La resiliencia ¿es algo interno, biológico, fisiológico, genético o puede influir en ella el ambiente, la educación o la cultura?

superarse para afrontar problemas

La resiliencia es una capacidad que posee todo ser humano. Es algo ordinario e intrínseco a la persona. Pero también influye mucho el ambiente familiar, cultural y social en el que se ha crecido.

En lo familiar; es imprescindible que el bebé, niño o niña hayan recibido afecto y amor incondicional. Lo que más impide el desarrollo del niño es la carencia afectiva. Un niño/a al que se haya aislado afectivamente tendrá miedo de todo. Eso hará que segregue cortisona que entra en las neuronas y las hace estallar. Por lo que podemos afirmar que la privación de afecto produce muerte neuronal. Por otro lado, este niño/a tendrá dificultad para pedir ayuda y, por tanto, tendrá menor capacidad de resiliencia.

En cuanto a lo cultural; un/a niño/a que nazca en una cultura en la que «un huérfano no vale nada» será estigmatizado y tendrá menor probabilidad de desarrollo. Y viceversa, si todo niño y ser humano se considera valioso para la sociedad; su resiliencia será mayor.

Otra condición influyente en la resiliencia es el significado que se le atribuye al hecho traumático. Uno de los mecanismos de defensa que se suele poner en marcha ante un evento traumático como el abandono, el maltrato, la pérdida o el abuso sexual; es la negación. Desde la negación será muy difícil que la persona reciba apoyo. Por lo que es muy importante no minimizar ni negar los hechos traumáticos sino poder pedir ayuda para tratarlos o afrontarlos.

No es fácil contar un trauma; al revés. Por eso solemos decir en consulta que la terapia es para los valientes. Expresar un trauma es duro tanto para quién emite el mensaje como para quien lo recibe. Por eso es imprescindible acudir a un psicólogo/a que esté acostumbrado a tratar el trauma y sepa comprenderlo de forma empática. Por otro lado, es muy importante acudir a un/a psicólogo/a que posea los conocimientos necesarios e imprescindibles para aplicar las técnicas de curación emocional que mejor se adecuen a cada persona y problema.

¿Se puede ser más resiliente ? ¿Puedo entrenarme para conseguir tomar mejor los posibles golpes de la vida?

La buena noticia es que la resiliencia es algo intrínseco a todas las personas. Es una capacidad que posee todo ser humano: todos tenemos esa capacidad de resiliencia en mayor o menor medida. Recuerda que cualquier duda que tengas puedes preguntarnos a través del formulario de contacto, Mente Sana trabaja para que nuestros lectores puedan llegar al conocimiento que les harán ser más felices.

La segunda buena noticia es que podemos entrenarnos en resiliencia, es decir, entrenarnos para afrontar mejor los golpes que puedan venir en la vida.

  1. Por un lado; es muy importante que seamos agradecidos con lo que tenemos. Para que nuestro cerebro esté en positivo y funcione mejor es importante agradecer tres cosas distintas cada día durante un mínimo de 21 días.
  2. Potenciar el OPTIMISMO sobre nosotros, el mundo y el futuro.
  3. ACEPTAR aquello que no podemos cambiar.
  4. Potenciar el SENTIDO DEL HUMOR: la capacidad para reírnos de nosotros mismos, de una situación extraña, incómoda o desagradable.
  5. Aceptar nuestra RESPONSABILIDAD: ni víctimas ni verdugos; es decir, evitar el victimismo y el juicio sobre otros.
  6. AUTOREGULARNOS: es decir; no dejarnos llevar por el primer IMPULSO. Pongamos un ejemplo: si nos enfadamos con nuestro jefe o pareja, en caliente, podemos hacer y decir cosas que, a posteriori, generen más problemas.
  7. Orientarnos hacia la búsqueda de soluciones; ser CREATIVOS en ese sentido.
  8. SABER PEDIR AYUDA a familiares, amigos, barrio, sociedad, vecinos, instituciones, profesionales, etc. de forma empática.

Si estás interesado en nuestras sesiones de Resiliencia ponte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico o nuestras redes sociales. Tenemos consulta fija en Barcelona en el Passeig de Sant Joan, 91 Entresòl 2A.

Formulario de contacto